Las termitas acosan los edificios

Tratamiento de la madera. Tenrife, Mallorca, BarcelonaEn estos primeros días de mayo ha aparecido en la prensa diversos artículos relacionados con las termitas y es que ANECPLA Asociación Nacional de Empresas de Control de Plagas ha alertado de una mayor presencia de las termitas en los edificios, incluso en aquellos que han obtenido un informe técnico favorable, y ha exigido una mejor capacitación de los inspectores.

La Inspección Técnica de Edificios (ITE) es obligatoria para construcciones de más de 30 años y se realiza una vez cada 10 años.

La verdad no parece suficiente

Te contamos más cosas sobre las termitas, y aunque son difíciles de detectar a tiempo, algunas pistas que te pueden alertar

Se trata de insectos sociales que desarrollan toda su vida dentro de la madera formando colonias estructuradas en castas, de forma semejante a como ocurre con las hormigas.

La reproducción es la única fase vital que tiene lugar fuera de las estructuras de madera: reinas y zánganos salen de las colonias para cruzarse con individuos de otras colonias y parasitar maderas alejadas (evitando así la competencia alimentaria) dando lugar a nuevas colonias.
Estos bailes nupciales tienen lugar principalmente al inicio del verano, entre los meses de mayo y julio, cuando el ambiente presenta buenas condiciones de humedad y temperatura y son fácilmente identificables porque la mayoría de los zánganos mueren después de la cópula y las reinas fecundadas pierden las alas (son de unos 5-7 milímetros de longitud, transparentes y con destellos de colores según el ángulo de visión).

Otro de los signos presenciales que pueden ayudarnos a verificar la presencia de estos insectos son las pellets, que no son más que sus heces, como pequeñas bolitas en forma de grano de arena de diferentes tonos (según la coloración de la madera) que desechan por los agujeros de salida que perforan en diferentes puntos de la colonia, formando pequeños montículos fáciles de localizar.

Aunque no tienen un crecimiento extremadamente rápido, con el paso de los años causan gravísimos daños a la estructura, llegando incluso a reducirla a un simple ya que además de la albura llegan incluso de atacar el duramen (esta circunstancia en la estructura de un techo por ejemplo puede desembocar fácilmente en su derrumbe).

Requieren de temperaturas ambientales altas y humedad media-baja mantenidas durante todo el año para poder sobrevivir, por lo que las encontramos principalmente en las áreas costeras de las islas.

Si detectas alguno de estos síntomas en la madera, consúltanos.

Anuncios

5 curiosidades sobre las plagas que no sabías

5 curiosidadesHoy vamos con un artículo distendido sobre curiosidades de las plagas más comunes; ya sabemos que más de uno dirá con la repulsión que les tengo como para interesarme por ellas…

A pesar del asco y miedo que despiertan no deja de ser sorprendente alguna de sus habilidades, incluso nosotros dedicados al control de plagas, cada día descubrimos cosas sobre ellas que nos dejan con la boca abierta.

Cucarachas

Su sangre es blanca, sí blanca, porque no tienen hemoglobina. Algún valiente que le ha aplicado la zapatilla ya se habrá dado cuenta que rojo no hay nada.

Termitas

Esos insectos xilófagos que se alimentan de la madera son capaces de destruir una casa entera de madera en 2 o 3 años. Si las dejáramos actuar, se nos comen la casa.

Chinches

Son capaces de vivir sin comer durante un año, por eso, no nos sorprendamos si en una casa vacía durante meses al volver siguen ahí las temidas chinches sin tener ni un sorbito de sangre que llevarse a la boca.

Hormigas

Tan pequeñas y con un cerebro tan grande, se estima que la capacidad de procesamiento del cerebro de una hormiga es similar a un ordenador Macintosh II. Y encima con la capacidad de asociación que tienen cuando se unen quien sabe lo que podrían llegar a hacer.

Ratas

Una rata es capaz de saltar desde una altura de 20 metros de altura sin lesionarse. Son unas auténticas superhéroes, repulsivas seguro, pero con unas capacidades que nos dejan los pelos de punta.

Dan un poquito de yuyu ¿no?

APINSA, especialistas en control de plagas

Estamos en Canarias, Barcelona y Mallorca.

Tratamiento de la madera III: la carcoma

carcoma

Continuamos nuestra serie sobre los agentes xilófagos, hoy nos ocupamos de la carcoma.

Tan presente en las medianías y y zonas altas de Canarias que nos consultan continuamente en nuestras sedes insulares sobre la carcoma.

La carcoma es un insecto parasitario de la madera de ciclo larvario, es decir, sólo pasa su fase de larva (“gusano”) alimentándose de la celulosa y hemicelulosa presentes en la madera hasta completar su crecimiento, es decir, es en su fase larvaria cuando la carcoma produce daños en la madera .

Convirtiéndose en pupa cerca de la superficie para eclosionar como insecto adulto (coleóptero o tipo escarabajo) una vez finalizada la metamorfosis.

Después de cruzarse, las hembras de la carcoma depositan los huevos en pequeñas grietas y fendas mediante su ovopositor iniciándose de nuevo todo el proceso.

Otras características destacables de la carcoma son:

  • Las carcomas necesitan mayor grado de humedad en la madera que las termitas para poder vivir (normalmente más del 20%).
  • Las carcomas son características  de las medianías y zonas altas de las islas.
  • Los agujeros de salida son circulares, de unos 2-3 milímetros de diámetro y en ellos queda un residuo en forma de polvo blanco hasta varios meses después de la eclosión.
  • Las maderas parasitadas llegan a presentar un aspecto similar al que les quedaría después de recibir el impacto de un cartucho de perdigones, es decir, gran número de pequeños agujeros dispersos.
  • Es importante recalcar que cada perforación visible no es más que un espacio vacío donde se desarrolló un insecto que ya no está. Popularmente se aplican insecticidas con jeringuilla por ellos, esta acción resulta del todo inútil.

A la hora de evaluar un problema de carcoma, consulte a profesionales, uno de los puntos más importantes para eliminar la carcoma es identificar en que fase del ciclo larvario está.

APINSA, profesionales del control de la carcoma, estamos en Tenerife, Canarias, Barcelona y Mallorca.

Tratamiento de la madera II: termitas de la madera seca

tratamiento de la madera

 

Continuamos nuestra serie sobre el tratamiento de la madera y su protección contra agentes xilófagos.

Conocer las características más importantes de los xilófagos presentes en Canarias es determinante para poder desarrollar las técnicas adecuadas para su control.

Hoy nos ocuparemos de las termitas de la madera seca o Criptotermes brevis, descubrimos como se reproducen, como se les identifica y en que condiciones sobreviven.

Se trata de insectos sociales que desarrollan toda su vida dentro de la madera formando colonias estructuradas en castas, de forma semejante a como ocurre con las hormigas.
La reproducción es la única fase vital que tiene lugar fuera de las estructuras de madera: reinas y zánganos salen de las colonias para cruzarse con individuos de otras colonias y parasitar maderas alejadas (evitando así la competencia alimentaria) dando lugar a nuevas colonias.
Estos bailes nupciales tienen lugar principalmente al inicio del verano, entre los meses de mayo y julio, cuando el ambiente presenta buenas condiciones de humedad y temperatura y son fácilmente identificables porque la mayoría de los zánganos mueren después de la cópula y las reinas fecundadas pierden las alas (son de unos 5-7 milímetros de longitud, transparentes y con destellos de colores según el ángulo de visión).

Otro de los signos presenciales que pueden ayudarnos a verificar la presencia de estos insectos son las pellets, que no son más que sus heces, como pequeñas bolitas en forma de grano de arena de diferentes tonos (según la coloración de la madera) que desechan por los agujeros de salida que perforan en diferentes puntos de la colonia, formando pequeños montículos fáciles de localizar.
Aunque no tienen un crecimiento extremadamente rápido, con el paso de los años causan gravísimos daños a la estructura, llegando incluso a reducirla a un simple  ya que además de la albura llegan incluso de atacar el duramen (esta circunstancia en la estructura de un techo por ejemplo puede desembocar fácilmente en su derrumbe).
Requieren de temperaturas ambientales altas y humedad media-baja mantenidas durante todo el año para poder sobrevivir, por lo que las encontramos principalmente en la áreas costeras de las islas.
Si detectas alguno de estos síntomas en la madera, consúltanos.
APINSA, expertos en tratamiento de la madera, estamos en Tenerife, Canarias, Barcelona y Mallorca.