Tratamiento de la madera II: termitas de la madera seca

tratamiento de la madera

 

Continuamos nuestra serie sobre el tratamiento de la madera y su protección contra agentes xilófagos.

Conocer las características más importantes de los xilófagos presentes en Canarias es determinante para poder desarrollar las técnicas adecuadas para su control.

Hoy nos ocuparemos de las termitas de la madera seca o Criptotermes brevis, descubrimos como se reproducen, como se les identifica y en que condiciones sobreviven.

Se trata de insectos sociales que desarrollan toda su vida dentro de la madera formando colonias estructuradas en castas, de forma semejante a como ocurre con las hormigas.
La reproducción es la única fase vital que tiene lugar fuera de las estructuras de madera: reinas y zánganos salen de las colonias para cruzarse con individuos de otras colonias y parasitar maderas alejadas (evitando así la competencia alimentaria) dando lugar a nuevas colonias.
Estos bailes nupciales tienen lugar principalmente al inicio del verano, entre los meses de mayo y julio, cuando el ambiente presenta buenas condiciones de humedad y temperatura y son fácilmente identificables porque la mayoría de los zánganos mueren después de la cópula y las reinas fecundadas pierden las alas (son de unos 5-7 milímetros de longitud, transparentes y con destellos de colores según el ángulo de visión).

Otro de los signos presenciales que pueden ayudarnos a verificar la presencia de estos insectos son las pellets, que no son más que sus heces, como pequeñas bolitas en forma de grano de arena de diferentes tonos (según la coloración de la madera) que desechan por los agujeros de salida que perforan en diferentes puntos de la colonia, formando pequeños montículos fáciles de localizar.
Aunque no tienen un crecimiento extremadamente rápido, con el paso de los años causan gravísimos daños a la estructura, llegando incluso a reducirla a un simple  ya que además de la albura llegan incluso de atacar el duramen (esta circunstancia en la estructura de un techo por ejemplo puede desembocar fácilmente en su derrumbe).
Requieren de temperaturas ambientales altas y humedad media-baja mantenidas durante todo el año para poder sobrevivir, por lo que las encontramos principalmente en la áreas costeras de las islas.
Si detectas alguno de estos síntomas en la madera, consúltanos.
APINSA, expertos en tratamiento de la madera, estamos en Tenerife, Canarias, Barcelona y Mallorca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s